FANDOM


Suecia 8

De izquierda a derecha Yanira Soundy y Fátima Stubig

Escribe el primer párrafo de tu artículo aquí.

Título de la secciónEditar

A continuación presentamos algunos textos del libro "Manos Mágicas" de la escritora Yanira Soundy. Esta obra pretende sensibilizar a las personas lectoras sobre la temática de la "discapacidad" y derechos de los niños y las niñas en una sociedad discapacitante.

Título de la secciónEditar

MANOS MÁGICAS

Por Yanira Soundy

a Fátima Stübig

Sus manos, nubes blancas que invitan a jugar piñata con el lobo y los pollitos.

Mariposas azules de un vestido nuevo. Lunas de azúcar en la ventana.

Dos dulces que dicen mica a las crayolas. Un sol y un brillo con pizarras blancas.

Ellas rompen el silencio, y buscan entre los labios las palabras, son un mundo de colores pequeños y gordos, colores de grama, agua, manzana y naranjada.

Ellas le hablan del viento y de la lluvia, de la barquita que se aleja, y del avión que corre sin zapatos a las estrellas.

Rompen su enojo y la tristeza, y le acarician la voz con su ternura.

Son muñecas, queso, pan dulce, bolsón y galletas, letras y números para el cartón de sus montañas.

Sus manos, vuelan en el aire para hablarle de cuentos y hadas. Países mágicos, donde los caballos tienen alas y las flores pies. Países mágicos donde los niños corren y cantan a una sola voz.

Sus manos, vuelan en el aire y le llaman a clase.

-Empecemos de nuevo: uno, dos, tres.

Dos pajaritos blancos vuelan y llegan a la Virgen.

La niña dice "mamá" y su voz de juguete se columpia en un enorme arco iris de frutas.

¡El sol ha empezado a iluminar el horizonte!

+++

La lengua de señas es fundamental para el desarrollo de todos los menores sordos y en la comunicación con su familia. Si tienes hermanos sordos enséñales español, aprende su lenguaje y disfruta de su compañía viendo películas con subtítulos.




LAS CHICHARRAS

Por Yanira Soundy

El lago de Coatepeque dormía en calma. Los árboles cargados de nísperos y aguacates parecían llorar con el chillido de las chicharras. Era Semana Santa. y la pequeña cabaña iluminada tenía olor a tortillas recién hechas. ¡Qué delicioso comeríamos tortillas con queso de coajada y frijolitos parados para nuestro desayuno!. Hacía un poco de frío así que yo decidí no levantarme tan temprano para ir a pescar con mi papá. Lo alcancé a ver seleccionando a los chimbolos más grandes y a las lombrices de tierra más gordas, para usarlos como carnada con las mojarras. Mi mamá platicaba con tía Ina y yo no ponía atención a su conversación. Solo miraba a través de la ventana las lanchas y los esquiadores haciendo piruetas en el lago. Era hermoso imaginar en el agua las vocales dibujadas por los esquis y al fondo los anteojos del lago, escondiendo casas y quién sabe cuántos secretos.

Yo no entendía muy bien el significado de la Semana Santa, tenía cinco años y lo único que sabía era que las chicharras lloraban por alguien y morirían haciendo un sacrificio por algo. Me encantaba ir de árbol en árbol arrancando los cascarones de las chicharras muertas. Pero esa mañana algo me haría cambiar de opinión respecto a esos insectos. Mi hermano y su amigo René esperaron a que mi mamá y tía Ina me dejarán sola en el cuarto y empezaron a echar sobre mí chicharras vivas por arriba del techo. La lluvia de chicharras caía sobre mi cabeza y en mi espalda como si fueran enormes cucarachas. Habían cerrado la puerta del cuarto con llave y yo gritaba desesperada:¡ Auxilio!. No sé cuánto tiempo pasó desde que hicieron semejante travesura hasta que mi madre abrió la puerta, lo cierto es que desde entonces tuve horror a esos insectos. Lloré tanto que no recuerdo si castigaron o no a mi hermano y a su amigo.

Mi nana Alicia me quitó la pijama y echó calamina a mi cuerpecito tembloroso, luego me puso otra ropa y envolviéndome con una colcha me dio leche caliente, frijolitos y tortillas con coajada, entre lágrimas y sollozos comí el desayuno. Mientras tía Ina se encargaba de regañar a los causantes de mi tragedia. Esa Semana Santa nunca pude olvidarla. Papá pesco más de veinticinco mojarras y después de contarle lo sucedido, muy pacientemente me acarició la cara y comenzó a preparar el suculento almuerzo, su platillo favorito: sopa de mojarras.

+++

No debemos maltratar a nuestros hermanos, recordemos que cualquier daño físico o mental puede ocasionar un trauma difícil de superar. Recuerda que según la Convención sobre los Derechos del Niño, ningún menor puede ser objeto de medidas arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación.


¡Shhhh....!

Por Yanira Soundy

El señor silencio era tan grande que nos parecía una inmensa sombrilla celeste sobre nuestras cabezas. Todo –absolutamente todo-se había transformado en una enorme y fantástica visión.

En nuestra casa, los colores saltaban como puntitos de hilos y sin ir más lejos, nuestros zapatos sacaban sus lenguas una y otra vez: plash, plash, plash....

De pronto un aire fresco había entrado a nuestro escondite y de un zaz todos los cuadernos se abrían para dejarnos leer sus mensajes envueltos en sueños. Eran mensajes difíciles de entender: letras escritas con burbujas de aire y manos pequeñas. Todos ellos flotaban hasta entrar en las pantallas gigantes de color neón, que traducían al español hermosos poemas frente a las escuelas.

El silencio era tan grande, y las puntas de nuestros dedos demasiados pequeños, no podíamos lograr atraparlo...Así que después de jugar, nos acostamos sobre la grama del patio y vimos su silueta en las figuras hechas por las nubes: gatos, perros y trencitos de azúcar, coloreándolos con las flores y las frutas maduras de los árboles.

El señor Silencio realmente era inmenso....los colores amarillos del sol le habían pintado el rostro y el calor lo hacía ver mucho más gordo.

Hasta que una risa atravesó mi azul y el señor silencio abandonó la casa.

+++

Todos los menores no oyentes tienen derecho de aprender el español escrito como un su segunda lengua o idioma. Es obligación del Estado velar por que se cumpla dicha enseñanza como parte fundamental de su educación. El español correctamente escrito facilitará a los menores sordos el estudio en sus centros escolares. También debe crearse la carrera de Intérpretes para el lenguaje de señas Salvadoreñas y del Americano. Los intérpretes deben tener dominio y fluidez del lenguaje de señas, familiarización de la cultura de la comunidad sorda, agilidad mental, altos valores éticos y estar acreditados por los usuarios de sus servicios.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar